viernes, 25 de diciembre de 2015

¡FELIZ NAVIDAD!



EUCARISTÍA DE LA NOCHE DE NAVIDAD

PREGÓN DE NAVIDAD

¡Se hace sabeeer!
¡A  la comunidad parroquial de Valdefieeerro!
¡Que esta noche, día 25 de diciembre, un gran acontecimiento ha ocurrido en toda la Tierra!
¡Que Dios vuelve a manifestarse en los corazones de las personas de buena voluntad!
¡Que no hay un solo lugar en el mundo, por recóndito que sea, donde no esté presente!
¡Que nos trae una buena noticia a la humanidad!
Y esa buena noticia es mucho más que el papel de regalo con el que solemos envolver la Navidad: mucho más que las comidas y las cenas con familias, amigos y compañeros de trabajo; mucho más que las luces, arbolitos y belenes; mucho más que la lotería y los regalos; mucho más que unas vacaciones de colegio o de trabajo.
La buena noticia nada tiene que ver con la fama, ni con la buena posición social; ni con las marcas de ropa, ni con los juguetes de nueva tecnología; nada tiene que ver con la fuerza ni con la violencia; ni con las apariencias, ni con las normas que oprimen en lugar de liberar; nada tiene que ver con las seguridades, comodidades, ni con el egoísmo. La buena noticia no tiene nada que ver con todo aquello que esclaviza a las personas.
La buena noticia  es el Amor que Dios nos tiene a toda la humanidad. Un amor que nace entre los más pobres, entre la gente sencilla y transparente. Un amor que proclama la liberación de los oprimidos, que tiene preferencia por los más débiles; que llora con los que sufren, que se entrega hasta dar la vida; que trabaja por un mundo mejor y más justo, que acepta a cada uno tal y como es; que no impone sino que invita, que busca la felicidad del ser humano.
La buena noticia es un Amor esperanzado que nos invita a salir a los caminos de la vida, haciendo posible la Navidad cada día:
 Que nuestros esfuerzos sean para que nadie se quede sin comida y vestido,  que todos tengan acceso a la salud, al trabajo, a la educación y a la cultura; Que entreguemos generosamente nuestra vida en favor de los más necesitados. Que acojamos y respetemos a las personas vengan de donde vengan, porque todos somos habitantes de la misma Tierra, hijos del mismo Dios, y por lo tanto, hermanos. Que la igualdad y la justicia sean nuestro lema como único camino para la paz. Que descartemos cualquier tipo de  violencia como solución a los conflictos y busquemos caminos de dialogo. Que no nos dejemos vencer por el miedo y la comodidad. Que allá donde estemos: con la familia, con los amigos, en el trabajo, en la sociedad… seamos sembradores de paz y procuremos siempre la felicidad del otro. Que nuestra vida sea reflejo de Dios Amor. Ésta es la Buena Noticia. Esta es la Navidad.
¡Feliz Navidad a todos!

PERDÓN

En mi debilidad (canto)
Es en nuestra debilidad donde se hace más fuerte el amor de Dios. Él se conmueve ante nuestras limitaciones y miserias, ante nuestra pequeñez. Dios se  hizo hombre para acercarse a nosotros, para tomar nuestra pequeña vida y transformarla en VIDA con mayúsculas. Que la misericordia y el Amor de Dios sean para nosotros una oportunidad de crecer y hacernos fuertes en Él.


PAZ

A nadie le gusta el sufrimiento. El mayor sufrimiento que existe no es el de la enfermedad, ni siquiera el causado por la pérdida de un ser querido. Lo que más hace sufrir a la humanidad es la violencia. Cualquier tipo de violencia, ya sea física, opresión, humillación… anula la dignidad de la persona y la hace desgraciada. No es necesario irnos muy lejos para comprobar que las situaciones violentas son algo cotidiano y que tristemente, nos hemos acostumbrado a muchas de ellas. Si pensamos un poco, nosotros mismos somos cada día causantes de violencia: en nuestra familia, en el trabajo, con aquellos que no piensan y sienten como desearíamos… A través de gritos, malas contestaciones, queriendo imponer siempre nuestra voluntad, no aceptando a los demás como son, insultando, peleando por cualquier tontería en lugar de dialogar desde el cariño y el respeto… Todas las muestras de violencia son una falta de amor. Esta Navidad, y para todos los días, queremos hacer una propuesta de no violencia entre nosotros. Un mundo mejor es posible, y esa transformación del mundo ocurrirá cuando yo sea capaz de cambiar mi vida y vivirla desde la paz.

video 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada