martes, 1 de diciembre de 2015

¡DESPIERTA!

EUCARISTÍA DEL DOMINGO 29 DE NOVIEMBRE DE 2015

PRIMER DOMINGO DE ADVIENDO



Monición de entrada.



¿Hace cierzo afuera? Un poco. Pero aquí dentro no. Vamos a jugar un poco los niños a ver si podemos hacer un poco de cierzo. Vamos a soplar muy fuerte. Y los mayores que queráis también. No, se nota por aquí. Vamos a ver si haciendo aire con las manos a la vez, como si fuera un abanico, podemos producir un poco de cierzo. Nada, que no chuta. Oye José Luis, ¿no me has dicho que hoy era haz viento? Pues entre todos no hemos podido hacer nada de viento.

¡Ah! Que es Adviento, no haz viento. Es que estaba un poco dormido cuando me lo has dicho. ¡Ah! Por eso hoy tenemos un lema ahí escrito: ¡Despierta! Y tenemos un corazón que ir rellenando. Y hoy le vamos a poner ojos a este corazón, porque si no os puede pasar como a mí, que estaba medio dormido, con los ojos cerrados, y no me enteraba de lo del Adviento. (Dos niños salen a ponerle los ojos).

Ahora vamos a estar un momento callados todos. Y con los ojos cerrados vamos a pensar y oír nuestra propia respiración... Sí que podemos hacer viento, sí que podemos hacer Adviento, aunque dentro de nosotros, en nuestro corazón. Y es eso lo que tenemos que aprender y lo que nos enseña este corazón. A sacar nuestro viento de nosotros mismos.

Pero lo que nos pasa a veces es que estamos despistados, dormidos, con los ojos cerrados o mirando hacia otro lado, y no nos enteramos de las cosas, o no nos queremos enterar. Tenemos que ser 100% corazón, moviéndonos con Dios, como vamos a ir recordando todos estos domingos de Adviento. CON DIOS MUEVETE. CONMUEVETE CON DIOS. DIOS CONMUEVETE. DIOS MUEVETE. 

Peticiones de perdón.


- Perdónanos Señor por las veces que nos hacemos el dormido ante las necesidades de los demás. Señor, ten Piedad.

- Perdónanos Señor, por las veces que cerramos los ojos ante las injusticias y dejamos que pase el follón sin hacer nada. Cristo, ten Piedad.

- Perdónanos Señor, por las veces que no abrimos nuestro corazón al 100%, y nos guardamos nuestros más preciados dones para nosotros mismos. Señor, ten piedad.

Moniciones a las lecturas.


La primera lectura del libro de Jeremías nos dice hoy que Dios nos entrega su corazón al 100% y que va a cumplir la promesa de mandarnos a su hijo.

Parece que San Pablo, en esta carta que manda a los ciudadanos de Tesalónica, nos quiere ayudar a entender este primer domingo de Adviento: nos llena de amor y nos dice que lo demos a todos. Así seremos más fuertes.

El Evangelio de San Lucas nos exhorta a estar despiertos para ver las calamidades que pasan en el mundo, pero también para esperar la venida del Hijo del Hombre, que nos librará de ellas y creará un reino nuevo de amor en la tierra.

Peticiones.


- Para que tengamos siempre a nuestro lado a personas que nos den un toque de atención cuando nos durmamos. Roguemos al Señor.

- Para que los gobernantes del mundo no se duerman en sus laureles, y hagan que las cosas se repartan mejor entre todos. Roguemos al Señor.

- Por los que no tienen trabajo ni esperanzas, para que la vida les abra un poco los ojos y vean un futuro más esperanzador. Roguemos al Señor.

- Para que los que vivimos en Valdefierro tengamos a disposición de los demás el 100% de nuestro corazón. Roguemos al Señor.

- Por todos los colaboradores de la revista el Porche, que dan su tiempo, su dinero y sus talentos para que los demás tengamos un poquito de información que nos una a los demás miembros de la Parroquia. Roguemos al Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada