martes, 22 de diciembre de 2015

¡ESTOY CONTIGO!


Misa Dominical del cuarto domingo de adviento 20-12-2015.

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes. Valdefierro


Monición de entrada


Buenos días. Hoy vamos a celebrar el cuarto y último domingo de?….….Adviento!! ¿Os acordáis de lo que hemos dicho los domingos pasados?, o ¿hemos estado haciendo viento todo este tiempo?
 Pues nos propusimos vestir este corazón que representa el de cada uno de nosotros. Y ¿Para qué vestimos el corazón? ¿Para qué nos preparamos?....
Sí, nos preparamos para que Jesús tenga un sitio en nuestro corazón, para que nuestro corazón también ayude a Jesús en preparar el Reino de Dios. Y para eso le pusimos ojos el primer domingo (Despierta), pies en el segundo (Allana), manos el tercer día (aquí estoy) y hoy…..¿qué falta hoy?
Sí, falta la boca. La boca que nos sirve para muchas cosas, para comer, para respirar, para hablar….De nuestra boca pueden salir cosas buenas y no tan buenas …… si la ponemos del revés transmite tristeza, abandono. Sin embargo, una buena sonrisa en nuestra cara, en nuestro corazón, hace que los que nos rodean se encuentren mejor. Con esta sonrisa queremos decir: ¡Estoy contigo! Eso es lo que nos dice Jesús, que no estás solo, pero también podemos aplicarlo a nosotros: yo estoy contigo que yo me muevo contigo, me conmuevo contigo. Y estoy contigo para hacer un mundo mejor, para construir, para acoger a Jesús esta navidad y tratar de que tenga un lugar en el mundo y que lo noten, que lo sientan todos aquellos que lo están esperando, o que lo necesitan pero no lo saben. Con una sonrisa o con una frase de acogida o de afirmar nuestro compromiso, podemos hacer mucho, como nos cuenta hoy el Evangelio, que en cuanto oyó Isabel a su prima, sintió que algo grande iba a pasar.
Pues vamos a celebrar hoy pendientes de nuestra frase: “Estoy contigo” y la transmitimos también a nuestros hermanos de la Comunidad de la amistad, que han pasado unos días entre nosotros y vuelven a su tierra. Y recordaros que la colecta de hoy es para ellos, para la Comunidad de la Amistad de Managua. 

Acto penitencial


Por tantas veces que nuestro corazón no tiene esa sonrisa acogedora y de nuestra boca no salen las palabras de consuelo y de acogida que necesitan los que nos rodean. Señor ten piedad.

Nos cuesta preparar nuestro corazón, abrir los ojos, mover nuestros pies, abrir nuestras manos porque nos da miedo, nos da pereza, no creemos que sirva de mucho… Cristo ten piedad.

El sufrimiento y la necesidad de tanta gente en nuestro mundo no nos conmueven, nos hemos acostumbrado a las malas noticias del telediario y no sabemos ver el rostro de dolor de nuestros hermanos. Señor ten piedad.

Monición a las lecturas


Hoy vamos a estar atentos a las lecturas y nos vamos a fijar sobre todo en el Evangelio. Escuchamos como Isabel, la madre de Juan el Bautista, recibe la visita de María, que era su prima. Y nada más oír el saludo de María, Isabel nota que algo nuevo y fantástico va a pasar. En cuanto, la oyó, dice la escritura que se llenó del Espíritu Santo y reconoció en María a la portadora de una buena nueva, que con María llegaba una nueva historia, lo que el Señor quería para la humanidad. ¿Qué le dijo María? O ¿cómo se lo dijo para que Isabel percibiera de repente tanta esperanza y tanta alegría? Seguramente tendría que ver con la actitud de María que no dudó en contestar que Sí a la voluntad de Dios y que supo entender que significa “Estoy contigo” cuando nos lo dice  nuestro Padre del cielo.

Homilía


Para tratar de interiorizar lo que hemos estado hablando durante este adviento y como un pequeño gesto, los niños que quieran van a poner su pequeña sonrisa, la de su corazón, que sabe acoger con mucha más facilidad que el de los mayores, junto a nuestro gran corazón parroquial y al mismo tiempo van a expresar un deseo, un compromiso, una buena acción con la que quieren expresar ese “Estoy contigo” a todos los demás niños y mayores de Valdefierro, de su familia, del mundo entero.

Oración de los fieles

A las peticiones contestamos: Señor, danos un corazón sonriente y acogedor

Por todas las personas que no tienen a nadie que les diga “estoy contigo”. Oremos.

Te pedimos para que cada miembro de nuestra comunidad de Valdefierro sepamos decir “estoy contigo” a aquellos que tenemos cerca y lo necesitan. Oremos.

Para que el gobierno que salga de las elecciones de hoy, trabaje de verdad por la igualdad la justicia y el bienestar de todos. Oremos.

Para que, tras este adviento que hemos vivido, la Navidad suponga de verdad acoger a Jesús y su Reino de Dios en el mundo. Oremos.

Ahora todo el que quiera compartir su oración, su petición, puede hacerlo en voz alta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada