martes, 14 de mayo de 2013

NUEVO NÚMERO DE LA REVISTA EL PORCHE



Ya podeis ver el número 22 de la revista de la Parroquia El Porche. Para abrir boca, como siempre, os compartimos el Editorial:


UNA CIUDAD NUEVA ¡PARA TODOS!


Dios nos quiere unidos. En la Biblia, esta idea aparece continuamente, expresada con símbolos diversos. Uno de los más claros es el de la ciudad. De hecho, en el Apocalipsis, el último libro bíblico, la salvación definitiva preparada por Dios para los seres humanos adopta esa forma precisamente: la salvación es una ciudad en la que viven juntos Dios y los hombres (Apocalipsis 21,1—22,5). En esa ciudad, se dice, no hay puertas: todo el mundo puede entrar y salir de ella, participar de su realidad. Pero hay que elegir: o vivir como ciudadanos de la Jerusalén celestial (que es el símbolo de esa salvación), o vivir como siervos de Babilonia, la ciudad destructora del hombre.

Dios está de parte del ser humano, y ya ahora, si queremos, podemos ser ciudadanos de su ciudad.

Construiremos esa ciudad nueva si evitamos lo que falsee la imagen de nosotros mismos, lo que rompa la comunión con los demás (la violencia, el abuso, el individualismo feroz, la mentira...) y lo que pretenda imponer una sociedad monolítica, sin derecho a discrepar, basada en la violencia del poder civil o religioso, en el autoritarismo y el desprecio al individuo.

Seremos plenamente ciudadanos de esa ciudad definitiva si vivimos las actitudes de sus habitantes: la humildad para abrir el corazón a Dios; la apertura para acoger a todo el que llegue y exigir poco; el amor para respetar profundamente a cada persona; la esperanza y confianza en medio del sufrimiento; la generosidad y comunión para estar cercanos al mundo del dolor.

Entonces comprenderemos que todo el que está de parte del ser humano construye la ciudad de Dios y es, por tanto, conciudadano nuestro.

                                                                     José Pedro Tosaus

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada