martes, 21 de febrero de 2017

MANOS UNIDAS

Misa Dominical 19/02/2017. Campaña Manos Unidas.

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes. Valdefierro.


Monición de entrada.


Buenos días. El domingo pasado tuvimos una estupenda fiesta, celebrando con nuestros mayores la fiesta de la parroquia. Como no se pueden hacer dos cosas a la vez, no pudimos acordarnos de la campaña de Manos Unidas y lo vamos a hacer hoy.



Como cada año, esta ONG nos invita a recordar a los más necesitados y a comprometernos con la solidaridad entre todos los hombres. Nos invita a ir cambiando nuestra manera de vivir para que todos los seres humanos podamos compartir los recursos del planeta respetando la dignidad y el derecho de todas las personas a disfrutar de los bienes de nuestra casa común: La Tierra. Al final, lo que pretende es darnos recursos, formación y estímulo para seguir con el lema que pusimos a principio del año litúrgico: mostrar la huella de Jesús en ti, en cada uno de nosotros. Ya nos dijeron que para eso pusimos la imagen de la huella dactilar. Para tener presente que cada uno tiene una distinta, única. Y Jesús muestra la suya en todas, si le dejamos. 


video


Hoy, centrándonos en la propuesta de Manos Unidas vamos a tratar de estar receptivos a una Palabra que nos habla de devolver bien por mal, de no quedarnos en cumplir los mandamientos, como dijo nuestro vicario Javier el domingo pasado, de salir de nosotros para buscar el bien de toda la humanidad.


Y recordad que lo que recojamos hoy en la colecta será destinado a un proyecto de Manos Unidas que luego vamos a conocer y que nos permite canalizar nuestro compromiso de una manera muy concreta.


Acto penitencial


Muchas veces nos da miedo abrir nuestro corazón a las necesidades de los demás porque no sabemos si vamos a saber responder. Te pedimos Perdón Señor


Pensamos que nuestro esfuerzo es inútil, que con nuestros actos apenas se puede cambiar la realidad del mundo y nos quedamos parados. Te pedimos Perdón Señor


Nos cuesta sentir que cuando alguien tiene hambre o necesidad, es nuestro hermano el que está sufriendo aunque no lo veamos a nuestro lado. Te pedimos Perdón Señor


Monición a las lecturas.


En las tres lecturas de hoy se nos envía un mensaje común que hay que destacar: que tratemos de ser santos, de ser perfectos, como Jesús nos enseña. Esto es: parecernos a Jesús lo más posible, intentar crecer como seres humanos, intentar llegar al máximo de humanidad, que es lo que hizo Jesús. Porque en la plenitud de nuestra humanidad encontramos la presencia de Dios que habita en nosotros. Ello nos va a llevar a comportamientos que esta sociedad considera inútiles o débiles, cuando no tontos: devolver el mal con bien; preocuparnos por quien nos ignora; defender al que nos ataca. No podemos conformarnos con querer a nuestros amigos. Esto nos abre la mente y el corazón al mensaje de la campaña de Manos Unidas que tenemos presente hoy.



Oración de los fieles


Pidamos ahora por todas las necesidades de tantas personas que sufren hambre, violencia, necesidad o injusticia. Repetimos: Señor ayúdanos a comprometernos


Por todas las Iglesias que siguen a Jesús, para que, superando nuestras diferencias, nos esforcemos en conseguir que el hambre desaparezca de nuestro planeta. Señor ayúdanos a comprometernos


Por todos los miembros de nuestra Iglesia Diocesana, para que tengamos el valor de comprometernos con las necesidades de los más desfavorecidos. Señor ayúdanos a comprometernos


Por todos los que estamos hoy aquí y todas las personas de buena voluntad de nuestro barrio de Valdefierro, para que seamos sensibles al sufrimiento de los que no tienen trabajo, hogar, familia o amigos. Señor ayúdanos a comprometernos


Para que sepamos vivir sin desperdiciar lo que otras personas necesitan para sobrevivir y sepamos compartir nuestros bienes materiales y nuestro tiempo. Señor ayúdanos a comprometernos


Para que sepamos crecer en humanidad y tratemos de responder a la maldad del mundo con bondad y con cariño, para que todos puedan conocer el Reino de Dios. Señor ayúdanos a comprometernos


Oración final


Querido Dios,


Nos regalaste el mundo para que todos vivamos en él,


Un mundo lleno de maravillas, belleza y plenitud,


Una casa común donde nadie debería tener hambre.


Te pedimos por todas las personas que se esfuerzan por trabajar los campos y por los que cuidan a los animales.


Que los donativos que entregamos, fruto de nuestro compromiso, lleguen a las manos de los que más lo necesitan y se transformen en alimento, enseñanza, cuidados médicos y esperanza.


Danos fuerzas para ser más generosos y unir nuestras manos para, juntos, conseguir que se acabe el hambre y el sufrimiento.


Señor, enséñanos a comprender que todos los que vivimos en nuestro planeta, nuestra casa común, somos una sola familia humana, por ello, debemos cuidar la tierra y a nuestros hermanos y hermanas que habitan en ella.


Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada