martes, 6 de enero de 2015

NUESTRO REGALO PARA LOS REYES MAGOS

EUCARISTÍA DEL 6/1/2015. EPIFANÍA


MONICIÓN DE ENTRADA (Carta de los Reyes Magos a la Comunidad parroquial de Valdefierro)

Queridos hermanos:

En primer lugar, ¡feliz año nuevo! Es nuestro deseo que estos días hayan sido para todos una oportunidad de encuentro, de gozo y de renovación. Y ojalá que Jesús se haya hecho niño en vuestros corazones.

Al llegar estas fechas, estáis acostumbrados a escribirnos cartas pidiéndonos muchas cosas. Cartas que gustosamente tratamos de complacer a pesar de estar desbordados por la gran cantidad que recibimos. Es verdad que los niños no se cansan de pedir. Pero nosotros diríamos que los adultos todavía piden más; y son cosas más difíciles. No perdáis la fe; todo es posible cuando se sueña, se desea y se lucha por conseguirlo.

Pero bueno, a lo que he venido. Hoy somos nosotros los que hemos querido escribiros para pediros algo. Los Reyes Magos también hemos sido buenos este año y por una vez que cambiemos los papeles…

-Os pedimos que dejéis salir al niño que lleváis dentro. Que no perdáis la inocencia ni la ilusión. Y que, como los niños, mantengáis la confianza en el Padre y os dejéis amar por él.

-Os pedimos que rompáis las fronteras. Igual que nosotros hemos sido acogidos y queridos por todo el mundo, deseamos que sepáis acoger y querer al que viene de fuera, al que lo pasa mal, al que no piensa como vosotros… Porque Dios es para todos, no para unos pocos.

-Os pedimos que, cuando nosotros nos volvamos a Oriente, nos representéis durante todo el año. Llevando y regalando cada día lo mejor de vuestra vida allí donde os encontréis. Que seáis un regalo para el mundo.

-Os pedimos alegría y esperanza en vuestra misión

¡No perdáis vuestra estrella! Ella os guiará, como lo hizo con nosotros.

Esperamos que nuestros deseos se cumplan. Están en vuestras manos. Os queremos un montón. Un abrazo muy gordo.

Vuestros queridos Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar.



PERDÓN

-Por las veces que dejamos de ver la estrella y perdemos la esperanza y la ilusión. Señor, ten piedad.

-Por las veces que no somos luz para los demás y nos acomodamos en nuestro egoísmo. Cristo, ten piedad.

-Porque limitamos la Navidad a estos días y con frecuencia se nos olvidan los buenos propósitos. Señor, ten piedad.


HOMILÍA

P.D. Igual es mucho pedir, pero se nos olvidaba pediros otra cosita. Antes de volver a nuestra tierra nos gustaría llevarnos un pequeño regalo vuestro, algo sencillo y concreto que estéis dispuestos a dar en este momento. Si es posible… Como dicen los niños, ¡una sorpresita, por favor!

¿Qué estás dispuesto a regalar de ti mismo? ¿Qué desearías que nuestros Reyes Magos se llevaran de ti? Las personas con las que me encuentro, las que pasan por mi vida, ¿qué me gustaría que recibieran de mí? Es tan sencillo como escribirlo en el papel. Después lo recogerá nuestro Rey Mago. Y que sea ofrenda en este día de Reyes para el Niño Jesús. 


PETICIONES

(Voluntarias. Expresamos libremente nuestros deseos en este día de Reyes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada