domingo, 12 de enero de 2014

SOMOS HIJOS AMADOS POR DIOS

EUCARISTÍA DEL 12 DE ENERO DE 2014. BAUTISMO DE JESÚS



MONICIÓN DE ENTRADA

En el tiempo de navidad que hoy termina, hemos ido siguiendo cómo se ha manifestado Jesús. El día de navidad “La Palabra se hizo carne” , se dio a conocer a los pastores y la gente de buena voluntad.

El día de la Epifanía, los Reyes Magos siguiendo la luz de la estrella, llegan ante Jesús, María y José y por medio de ellos “Jesús se manifiesta al mundo entero”.

El evangelio nos dice que, Jesús va al Jordán para que le bautice Juan, se pone en la fila de los pecadores… cuando Juan le bautiza Juan se oye una voz que dice: “este es mi Hijo mi amado, mi predilecto” a partir de este momento Jesús empieza una etapa nueva, empieza su vida pública.



ACTO PENITENCIAL

Perdón, porque terminamos el tiempo de navidad, sin hacernos conscientes de que Jesús se hizo uno de nosotros por el amor que nos tiene. SEÑOR TEN PIEDAD.

Perdón por estar poco atentos a las necesidades de la gente y tal vez demostrando poco nuestro cercanía y cariño CRISTO TE PIEDAD

Perdón, porque nos vemos suficientes y no abrimos nuestro corazón para dar entrada a momentos nuevos que son brotes de esperanza para nosotros. SEÑOR TEN PIEDAD



MONICIÓN DE LAS LECTURAS

En la lectura del profeta Isaías escucharemos lo dice el Señor “mirad a mi siervo, a quien sostengo, mi elegido a quien prefiero…” Con El comienza un Nuevo Mundo, a través de la Nueva Alianza realizada con su pueblo.

En los Hechos de los Apóstoles, queda claro que ante Dios no hay acepción de personas; no existen las discriminaciones sociales, raciales o de cualquier otro tipo.

El evangelio habla de la inmersión de Jesús en el Jordán, lo decisivo no es este bautismo de agua que recibe de manos del Bautista, sino la acogida del Espíritu que el Padre envía sobre él, este Espíritu hace vivir a Jesús lleno de su amor y su fuerza creadora, entregado a liberar, a transformar y potenciar la vida.



PETICIONES

Pedimos por el Papa, por todos los que formamos la Iglesia, para que anunciemos vivamente y con fuerza la Nueva Noticia que Jesús proclamó y nos dejó como herencia. ROGUEMOS AL SEÑOR

Por los que gobiernan las naciones, para que en sus decisiones, sean capaces de hacer que cesen las guerras y reine la paz y unidad entre todos los hombres. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Al recibir el bautismo Jesús se abrió el cielo y se oyeron las palabras del Padre “este es mi Hijo muy amado”… que seamos agradecidos y reconozcamos su presencia en cada persona con las que nos cruzamos y les demostremos nuestro interés por ellos. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Mucha gente que pasa hambre, tienen necesidades apremiantes, se cruzan en nuestro camino… para que se nos abran los oídos, los ojos y el corazón y no les demos la espalda atendiendo sus necesidades. ROGUEMOS AL SEÑOR

Pedimos `por nuestro barrio, para que al terminar 2014, recien estrenado, podamos decir, gracias Padre porque hemos vivido haciendo el bien y ayudando a los demás. ROGUEMOS AL SEÑOR



OFRENDAS

Al presentar esta jarra con agua, que es el elemento que derrama el sacerdote sobre nuestras cabezas en el bautismo, queremos y deseamos vivir de verdad como verdaderos cristianos sabiéndonos hijos de Dios.

Presentamos estas gotas de agua, nos dicen que “somos hijos queridos y amados del Padre, luego serán repartidas para que las tengamos como recuerdo y agradecer durante el año la predilección que tiene el Padre con cada uno de nosotros.

Con el pan y el vino, al recibir el cuerpo y sangre de Jesús, le pedimos sea El nuestro sustento y que demos respuesta a lo que El desea de nosotros.




DESPEDIDA

Jesús después de ser bautizado por Juan y de ser confirmado por Dios de que es su Hijo querido,

empieza una nueva etapa en su vida, con fuerza, con entusiasmo, sabiendo que tiene una misión que cumplir…nosotros también tenemos una misión que cumplir, nos lo pide el Papa y nos involucra en la tarea evangelizadora nos dice:

UNA ETAPA NUEVA

Después de ser bautizado por Juan, Jesús se siente el Hijo querido de Dios, habitado plenamente por su Espíritu. Alentado por ese Espíritu, Jesús se pone en marcha para anunciar a todos, con su vida y su mensaje la Buena Noticia de un Dios amigo y salvador del ser humano.

No es extraño que al invitarnos a vivir en los próximos años “una nueva etapa evangelizadora”, el Papa nos recuerde que la Iglesia necesita más que nunca “evangelizadores con Espíritu” Sabe muy bien que solo el Espíritu de Jesús nos puede infundir fuerza para poner en marcha la conversión que necesita la Iglesia.

Esta renovación de la Iglesia solo puede nacer de la novedad del Evangelio. El Papa quiere que la gente de hoy escuche el mismo mensaje que Jesús proclamaba por los caminos de Galilea. Hemos de volver a la fuente y recuperar la frescura del Evangelio..

El Papa quiere que entre todos construyamos “ una Iglesia con las puertas abiertas, pues la alegría del Evangelio es para todos y no se debe excluir a nadie. ¡Qué alegria poder escuchar de sus labios una visión de Iglesia que recupera el Espíritu más genuino de Jesús…!

Ahora unos niños nos darán una gotita de agua en la que nos pone que somos hijos amados del Padre, que nos lo creamos porque es de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada