domingo, 28 de abril de 2013

AMAOS

EUCARISTÍA DEL DOMINGO 28 DE ABRIL DE 2013

QUINTO DOMINGO DE PASCUA

 

MONICIÓN DE ENTRADA.

¡Buenos días, hermanas y hermanos! Un domingo más nos reunimos para compartir y celebrar la VIDA. La resurrección de Jesús es el motivo para no quedarnos parados. Es el momento de superar nuestros miedos, que nos paralizan y nos llevan a la desesperanza. Jesús nos descubre que, por encima de las normas y por encima de nuestras limitaciones y dificultades, todo es posible con la fuerza del Amor. Es posible afrontar con esperanza el cambio, es posible vivir sin tantas seguridades, es posible ilusionarnos aunque no tengamos respuestas para todo, es posible el Amor. Ánimo y adelante, porque merece la pena seguir celebrando la Vida.


PERDÓN


(Canto:Os doy un mandato nuevo)

Jesús, estamos demasiado pendientes de nosotros mismos, de nuestros problemas y preocupaciones; y en ocasiones nos cuesta ver las dificultades y necesidades de los que nos rodean.

Jesús, nos creemos autosuficientes, nos cuesta confiar en ti y queremos que las cosas salgan siempre según nuestra voluntad.

Jesús, protestamos mucho, nos desanimamos enseguida y nos quedamos parados. Nos resulta más fácil pensar que la responsabilidad es siempre de los otros

Te pedimos perdón ante estas actitudes y tú nos respondes:

(Os doy un mandato nuevo)

MONICIÓN A LAS LECTURAS


La Palabra de hoy nos anima a seguir trabajando y animando, como hicieron los primeros discípulos de Jesús. Nos invita a vivir cada día como algo nuevo, como una oportunidad. Jesús es quien hace nuevas todas las cosas, es quien nos demuestra que otro mundo es posible. Lo único que nos pide es que nos amemos de la misma manera que él lo hizo. No es tarea fácil, a Él le costó la vida. Pero es la única manera de que el mundo tenga Vida.


HOMILÍA


- Jesús nos ha dicho que hace nuevas todas las cosas. Y también nos dice que nos da un mandamiento nuevo: Que nos amemos unos a otros como Él nos ha amado. Y que ésta es la señal por la que todos conocerán que somos sus discípulos.

- Pero, ¿dónde está la novedad? El mandamiento de amar al prójimo ya está presente en la biblia desde tiempos muy antiguos. Y muchos filósofos han hablado desde siempre de filantropía y amor a todo ser humano.

- Sí, eso es cierto. Pero la novedad está en la forma de amar de Jesús. Él nos ama como amigos. Y en la Iglesia nos hemos de querer sencillamente como amigos y amigas. Y entre amigos se cuida la igualdad, la cercanía y el apoyo mutuo. Nadie está por encima de nadie. Y ningún amigo es señor de sus amigos.

- Ya entiendo. Y por eso, Jesús corta de raíz las ambiciones de sus discípulos cuando los ve discutiendo por ser los primeros. Cuando buscamos ser los protagonistas se rompe la amistad y la comunión. Y Jesús no vino a ser servido sino a servir. Entre amigos nadie se ha de imponer. Todos deben estar dispuestos a servir y colaborar.

- Y además, esta amistad vivida por los seguidores de Jesús no crea una comunidad cerrada. Al contrario, el clima fraterno que se vive entre ellos los dispone a acoger a quienes necesitan apoyo y amistad. Jesús les ha enseñado a comer con pecadores y gentes excluidas y despreciadas. Jesús acoge a los niños. No le estorban los pequeños sino los poderosos y prepotentes. Son los más necesitados quienes deben estar en el centro de atención y los cuidados de todos.

- Estoy muy contenta de que Jesús haya hecho nuevas todas estas cosas . Si lo vemos de esta manera, también puede ser nueva nuestra forma de sonreír y abrazar a todos. Y así lo vamos a hacer ahora mismo. Vamos a regalar abrazos y sonrisas como Jesús lo haría: Para todos y gratis.

(Gesto de los abrazos)

El hecho de que Jesús haga nuevas todas la cosas y que nos pida que nos amemos como él lo hizo es un motivo importante para celebrar la vida, y celebrarla desde lo más cercano: nuestro entorno, nuestro barrio, nuestra comunidad, nuestra historia... Durante unos minutos vamos a compartir, a través de un vídeo, momentos en los que, en comunidad, hemos celebrado la vida. (Proyección del vídeo)
video


PETICIONES


Repetimos todos: Enséñanos a amar como tú lo haces.

1.- Jesús, la injusticia es causa de muchas muertes y de grandes sufrimientos. Enséñanos a amar como tú lo haces.

2.- Jesús, los grandes cambios del mundo nos obligan a volver a plantearnos profundamente las cosas, pero tenemos miedo. Enséñanos a amar como tú lo haces.

3.- Señor, muchos niños sufren las consecuencias de la violencia de los adultos. Enséñanos a amar como tú lo haces.

4.- Señor, los gobernantes necesitan los dones de tu Espíritu para construir una sociedad justa y solidaria. Enséñanos a amar como tú lo haces.

5.- Señor, la crisis económica es la causa de mucho dolor en el mundo. Enséñanos a amar como tú lo haces.

6.- Jesús, con el nuevo Papa nuestra Iglesia tiene una nueva oportunidad de despojarse de sus riquezas y su poder y volver a la sencillez y autenticidad de tu evangelio. Enséñanos a amar como tú lo haces.

7.- Jesús, todos nosotros, como comunidad parroquial, queremos apoyarnos, animarnos y cuidar unos de otros. Enséñanos a amar como tú lo haces.

lunes, 22 de abril de 2013

ESCUCHAR LA VOZ DE JESÚS


Eucaristía del 21 de Abril de 2013

4º Domingo de Pascua 


MONICIÓN DE ENTRADA

El mundo necesita hoy una savia nueva para vivir, se anda buscando aliento y esperanza, se reclama justicia y pan; el problema radica en que necesitamos cambiar de vida, necesitamos personas como Jesús, con palabras y hechos como los suyos llenos de esperanza y amor, en una palabra, necesitamos volver a Jesús.
Dios habla en el corazón de cada persona, tiene sus caminos para cada persona. 


PETICIONES DE PERDÓN

Porque a veces nos portamos mal en casa - y así no ayudamos a celebrar la vida,
Perdón Jesús
Porque nos peleamos entre nosotros - y entonces no hacemos por celebrar la vida,

Perdón Jesús
Porque somos egoístas y poco generosos – y así no ayudamos a celebrar la vida,
Perdón Jesús
Porque somos poco sensibles a que hay mucha gente que pasa hambre y nosotros tiramos lo que no nos gusta – y así no hacemos por celebrar la vida,
Perdón Jesús 


MONICIÓN DE LAS LECTURAS

En la primera lectura Pablo y Bernabé, a pesar de la persecución que sufrían, ellos consideraban que tenían que anunciar la palabra de Dios. A sus seguidores les dicen que sean fieles a la gracia de Dios.
Ante el anuncio los gentiles se unían, se alegraban y alababan la palabra del Señor, “celebraban la vida”.
El evangelio subraya dos rasgos que significan ser de los suyos: “mis ovejas escuchan mi voz y me siguen”.
Hay que despertar la capacidad de escuchar a Jesús, desarrollar más en nuestras comunidades esa sensibilidad de saber captar la Palabra que viene de Jesús y que es Buena Noticia para todos. Pero no basta con escuchar su voz… hay que seguir sus pasos, dar importancia a lo que El se la dio, acercarnos al indefenso y desvalido, ser libres para hacer el bien como El. 


ORACION DE LOS FIELES

Hoy en las peticiones vamos a presentar deseos, situaciones, esperanzas, preocupaciones… todas ellas con el deseo de que este “ celebrar la vida “ se les haga realidad .
Al hacer la petición pondremos una florecita en el jarrón y se las presentaremos al Señor.

martes, 16 de abril de 2013

CELEBRAR LA VIDA

EUCARISTÍA DEL DOMINGO 14 DE ABRIL DE 2013

TERCER DOMINGO DE PASCUA

Monición de entrada 

Buenos días y bienvenidos.
Hoy es fiesta, una fiesta grande. Celebramos el 3er domingo de Pascua.
Y esto no significa nada más ni nada menos que celebramos la VIDA.
Todos sabemos cuándo hay momentos de celebración, los cumpleaños, el fin de curso, una victoria deportiva, una boda….. Y esos días nos vestimos de manera especial, nos ponemos alegres aunque tengamos penas, nos esforzamos por ver lo bueno en vez de lo malo, por fijarnos en lo que nos une y no en lo que nos separa.
Pues en la Pascua, celebramos la VIDA auténtica, la nueva VIDA que inaugura Jesús tras su muerte. La vida plena. Por lo tanto vamos a tratar durante esta pascua, durante toda la vida CELEBRAR LA VIDA.
A veces cuesta celebrar la vida cuando es penosa, con enfermedades, con sufrimientos, con paro, con hambre, con guerras...

No se trata de que celebremos ese dolor ni esos malos momentos ni mucho menos el sufrimiento.
Tampoco se trata de que busquemos la alegría continua, vacía, la fiesta que nos sirve como un calmante para nuestro sufrimiento o nuestro vacío interior.
CELEBRAR LA VIDA es simplemente recordar que la vida es lo más importante que tenemos y que si vivimos como Jesús nos propone, con amor, podremos hacer de nuestra vida algo único, algo eterno. Viviremos buenos y malos momentos, tristezas y alegrías, pero con la serenidad y la paz que nos proporciona sentir que cada momento de nuestra vida es un milagro, que no se puede desaprovechar, que hay que llenarlo de amor. Y seguramente así nuestro corazón descansará en esa alegría profunda y tranquila que se manifiesta en la sonrisa más que en la carcajada, en la alegría de la VIDA que supera hasta la muerte.
Para empezar nuestra fiesta de hoy felicitemos y saludemos a los que comparten la celebración con nosotros en el banco en el que nos sentamos. Que el tradicional “Felices Pascuas” se convierta en “Felicidades por la VIDA, por tu VIDA, por mi VIDA, por nuestra VIDA”

Acto penitencial

Por todos los días que no nos vestimos de fiesta para celebrar la Vida que tu nos has dado. SEÑOR TEN PIEDAD
Por las veces en que vamos por la vida con la mirada triste o vacía, CRISTO TEN PIEDAD
Porque no sabemos dar razón de nuestra esperanza y nos dejamos llevar por un mundo sin ilusión. SEÑOR TEN PIEDAD

Monición a las lecturas

En la primera lectura de hoy vemos a los primeros seguidores de Jesús, que son castigados por vivir y anunciar la Vida de Jesús y que a pesar de eso celebran con alegría su nueva Vida.
En la segunda lectura, de un libro difícil de leer y de entender, se nos dice es que Jesús, que sufrió por los todos nosotros y que vivió plenamente y murió por el Amor, al final ha triunfado y es reconocido para siempre.
En el evangelio escuchamos como los apóstoles, con Pedro a la cabeza, que han vuelto a sus vidas ordinarias, al trabajo de cada día, tienen un nuevo encuentro con Jesús resucitado. Y es precisamente en medio de las dificultades de su trabajo, un día que no consiguen pescar nada, cuando tienen la experiencia de la nueva Vida que Jesús les anunciaba y esto transforma su vida y se llena de peces su barca.

Oración de los fieles

Por la Iglesia, para que sepamos anunciar la vida de Jesús con nuestras vidas en las que celebremos de verdad y con alegría el amor. Oremos
Por todas las personas que sufren soledad, desesperanza, tristeza. Que vean en nuestras vidas razones para la esperanza y la alegría. Oremos
Para que tantas personas que sufren en el mundo por la injusticia, las guerras, el hambre, la exclusión social, el paro, el desahucio, encuentren en nuestras comunidades cristianas solidaridad, comprensión, atención y compromiso. Oremos
Para que sepamos transformar nuestras sociedades y tenga más valor el bien común que el beneficio particular. Oremos
Por todas las personas que tienen que decidir sobre los pueblos y países. Que tengan la valentía de buscar la justicia y la paz. Oremos
Por todas las familias de Valdefierro y especialmente las que estamos hoy aquí, que celebremos de verdad la vida que Jesús nos ofrece. Oremos